Pamplona

Juan Villar et Nono Reyes
Comparte:

26 de agosto | 19:45 h | Palacio Ezpeleta

Juan Villar et Nono Reyes

Juanito Villar encandiló con su voz, de matices puramente gaditanos, al maestro Manolo Caracol, que siempre mostró un interés enorme por aquel niño de compás superdotado, fraseo sencillo y grandes capacidades para la expresión. Aquel niño, que aprendió el cante como un juego, se hizo grande, y manifestó sus facultades en una discografía que deja títulos muy populares: ‘Qué cara más bonita’, ‘Cállate’, ‘Dímelo, dímelo’, ‘Cuchillo y espada’… Lo más difícil ya lo logró: destacar en una etapa dorada para este arte, esa que echó a andar en los 60 y que él protagonizó junto a Camarón, Lebrijano, Rancapino y otras figuras.

Por bulerías y por tangos, también por alegrías, fandangos, seguirillas y soleares, este gitano proveniente de una familia de amplio abolengo ha creado un estilo singular que ha servido de referencia para la juventud. Suyo es el cante hablado, con gusto por el silencio. Una parada en la medida justa que el tiempo apenas permite. Recortar los tercios en lugares imposibles. Sorprender y contar, eso es lo que sigue haciendo por los escenarios Juanito Villar, maestro que anunciará el lamento postrero de su generación desde el balcón del ayuntamiento con Nono Reyes, hijo del cantaor Antonio Reyes que continúa con la tradición familiar a través del toque.