Una emocionada Alba Molina encandiló al público asistente con una escogida selección de temas de Lole y Manuel, que en forma de homenaje cantó para los asistentes.

Alba estaba casi en trance, con una voz dulce y a momentos desgarradora, lágrimas inundaban sus ojos mientras cantaba una letra de su padre, Manuel. Toda un demostración de amor metamorfoseado en forma de música, canalizado a través de su voz y la guitarra fiel de José Acedo.

¡Bravo Alba!

[rev_slider ALNAMOLINA]

 

Fotos: Javier Fergo para Festival Flamenco on Fire