El binomio David Peña Dorantes-Marina Heredia es sinónimo de calidad, y anoche lo confirmaron sobre las tablas del escenario Flamenco on Fire de Baluarte.

El virtuoso piano de Dorantes acompañó la voz de Marina Heredia de forma maestra, como es de esperar de un músico de la talla del Lebrijano. Todo esto, aderezado con el precioso cante de Marina y la genial percusión de Javier Ruibal, creó las bases de un gran recital. Una noche que seguro quedará en el recuerdo del público asistente.

Músicas del mundo fusionadas con flamenco sin muros, derrochando flamenquería y arte a raudales.

 

[rev_slider dorantes]

 

Fotografía: Javier Fergo