Sin duda, la noche del día 22 de agosto quedará en la memoria de muchos como una noche especial. En la que el «duende» se hizo música y sentimiento sobre las tablas del Teatro Gayarre de Pamplona.

Pepe Habichuela, el maestro, recibía un merecidísimo homenaje de mano de su familia y grandes artistas como Jorge Pardo, entre otros, por su carrera dentro del mundo del Flamenco.

Se vivieron muchos momentos mágicos a lo largo de la hora y media que duró el espectáculo, pero hay que resaltar el momento en que Jose Enrique Morente, hijo de Enrique, canta acompañado por la guitarra de Pepe. Nos trasladó al binomio Morente-Habichuela que tanto arte ha creado y que forma parte ya de la historia del flamenco.

[rev_slider Habichuela]

 

 

Fotografía: Javier Fergo