Diego del Morao está considerado uno de los mayores exponentes de la guitarra jerezana. Y anoche lo hizo patente en su actuación, que abriera el Ciclo nocturno de Festival Flamenco on Fire 2016.

Acompañado por un elenco de jóvenes de la cantera jerezana, el descendiente de la dinastía guitarrística de ‘Los morao’ entusiasmó a una sala abarrotada en el Hotel Tres Reyes. A quien se unió Diego Carrasco en un emotivo homenaje a la memoria de su padre, Moraíto Chico.

Todo un privilegio haber presenciado tal derroche de flamencura.

 

[rev_slider Moraao]

 

Fotografías: Javier Fergo