Cortés, valiente, se presentó al público sin más compañía que su virtuosismo como acompañamiento. Una sucesión de composiciones ejecutadas con maestría dió paso al toque de acompañamiento para la bailaora ana Morales y, luego, el cante acompasado de Makarines.

Foto: Javier Fergo para Festival Flamenco on Fire.