El Sacromonte mostró su embrujo en la noche pamplonesa de mano de uno de sus más pujantes exponentes: Iván Vargas.

El baile del granadino levantó pasiones y arrancó jaleos de quienes asistieron al Ciclo Nocturno en el Hotel Tres Reyes. Iván se dejó la piel sobre las tablas, dió todo a su entregado público.

Sin duda, otro momento álgido del Ciclo Nocturno de Festival Flamenco on Fire.