Cuando dos bailaores de la incontestable talla de Manuela Carrasco y Antonio Canales se unen para hacer lo que mejor saben hacer, bailar, el duende está asegurado.

Y así ocurrió anoche, la maestría de Canales y la imponente presencia y baile de raíz de Carrasco convergieron en un espectáculo muy flamenco que puso en pie, en varias ocasiones, al público del escenario Sabicas de Flamenco on Fire en Baluarte.

Una demostración de arte flamenco a raudales que confirma que la esencia no se pierde nunca.

 

[rev_slider reencuentro]

 

Fotografía : Javier Fergo