La segunda jornada del festival Flamenco On Fire arranca con el inicio del ‘Flamenco en los Balcones’, uno de los ciclos más singulares y esperados de la cita flamenca en la capital navarra. Por otro lado también destacó el cocinado de dos de los platos más representativos de la cocina gitana tradicional: el potaje gitano y el arroz con hinojo en Casa Gurbindo Extea. Y por supuesto, las veladas nocturnas con el concierto de Ketama y el toque de la joven promesa de la guitarra flamenca Carlos de Jacoba.

Tío Selín y su hijo José Jiménez, ambos navarros, fueron los que comenzaron el nuevo ciclo en el balcón de la calle Mañueta. Función que 45 minutos después continuó Rancapino con Paco León al toque desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona, espectáculo que no quiso perderse Curro Albaicín. Y finalmente la primera jornada en los balcones acabó con David de Jacoba y Carlos de Jacoba, quien más tarde se subiría al escenario del Hotel Tres Reyes para dar un recital de guitarra flamenca a eso de las once de la noche.

©Javier Fergo

Tras los cantes en los balcones, la Casa Gurbindo Extea tenía una cita especial y exclusiva: cocinar de dos de los platos más representativos de la cocina gitana tradicional: el potaje gitano y el arroz con hinojo. Dos platos principales preparados con productos Reyno Gourmet, con certificación de calidad de la Comuni- dad Foral.

©Javier Fergo

Partiendo de las recetas de Amparo Niño, los chefs Andoni Adurtiz, Javi Vergara, Iñaki Andradas, Luke Vigo y David González, reinterpretaron con maestría y talento la cocina gitana, utilizando uno de los productos más emblemáticos de Navarra: las pochas, cuyo origen desconocido parece ser autóctono de Navarra donde existía la costumbre de realizar una recolección temprana de la alubia blanca sin que el fruto llegara a madurar, de ahí su color “pocho” o desvaído que dio lugar a su nombre.

©Javier Fergo

Los invitados al evento culinario tuvieron el privilegio de degustar el resultado de un cocinado en el que los ingredientes principales fueron: la pasión de Amparo Niño, la intuición y el ingenio de los grandes chefs, la música de Josemi Carmona, y los mejores productos de la tierra.

Ya con el estómago lleno, el festival continuó con la masterclass que impartió Faustino Núñez sobre las claves musicales del flamenco, entre las 17:00 y las 18:30 horas en Civican (Fundación Caja Navarra), taller que continuará hasta el este jueves 22 de agosto.

©Javier Fergo

Media hora después de la masterclass del maestro Faustino Núñez fue Curro Albaicín, memoria viva del Sacromonte, cante, baile y flamenco de pura cepa; esencia misma de ese barrio granaíno tan mágico y flamenco, quien tomó el testigo del ciclo ‘Generaciones, mitos y promesas’ tras la voz del chiclanero Rancapino.

Finalmente, llegada las 21:00 es el turno de los dos grandes conciertos. Como cada día, desde el 20 hasta el 25, Baluarte acoge el ciclo ‘Grandes Conciertos, que en la segunda jornada fue protagonista la banda Ketama. Tras 14 años de espera, la banda se reúne de nuevo para realizar el ‘No estamos locos tour’. Una exitosa gira en la que la banda recupera sus grandes himnos, reinterpretados con la sabiduría de los años pero con toda la esencia y el sabor de Ketama.

Y tras brindar nostalgia y mucha alegría, llegó el broche de oro de la noche de este miércoles 21 de agosto: el toque de Carlos de Jacoba en el Hotel Los Tres Reyes con un excelentísimo elenco de músicos: Miguel de la Tolea al cante y a la guitarra, Raúl Molina al cante, Tete Fernández al baile, Natanael Borja al bajo y a los teclados, Paco de Mode a la percusión; y para culminar la velada, David de Jacoba aportó el terciopelo negro de su voz al espectáculo.