La cuarta jornada de Festival Flamenco on Fire que marca el ecuador de la cita, ha sobresalido en calidad de la programación y respuesta del público.

https://www.instagram.com/p/Bm5NvxHFnEd/?utm_source=ig_web_copy_link

Aunque durante el primer recital del Flamenco en los balcones la lluvia se hizo notar, la calle Mañueta se llenó de personas deseosas de escuchar la guitarra de José del Tomate y a Kiki Cortiñas. A continuación, una inspirada Lole Montoya hizo suya la Plaza del Ayuntamiento, acompañada por la sabia guitarra de Juan Carmona. Por su parte, Rosario La Tremendita hizo vibrar la Plaza del Castillo desde el balcón del Hotel La Perla.

En el Mesón del Caballo Blanco nos esperaba la sesión de DJ flamenco, en esta ocasión contando con Curro Velázquez-Gaztelu en los platos. Para, acto seguido, disfrutar de la música de Zorongo y otros músicos que pasaron por el escenario en la Jam Flamenca.

La siguiente cita se enmarca dentro de las V Jornadas sobre Arte Flamenco y consistió en una más que interesante conferencia a cargo de Estela Zatania, bajo el título ‘Flamencas de gañanía’.

 

Como anticipo al gran concierto en Baluarte, el Civican Caja Navarra acogió el concierto del Dúo del Mar: Marta Robles y Ekaterina Záytseva. Que demostraron su arte ante un nutrido público con su propuesta inspirada en el Maestro Sabicas.

Más de 1.600 personas asistieron al concierto de Tomatito junto a la Orquesta Sinfónica de Navarra. Que agotó entradas a primera hora de la mañana.

Para finalizar esta gran jornada, Rosario La Tremendita trajo su vanguardista ‘Delirium Tremens’ al Ciclo Nocturno en el hotel Tres Reyes.